09 abril 2012

Tarta vegana de manzana


Deliciosa receta de un postre clásico que nos aporta nuestra compañera Ainhoa Egaña.

Ingredientes:
  • una base de hojaldre para repostería (sin ingredientes de origen animal)
  • ½ litro de leche de soja
  • la piel de 1 limón
  • una ramita de canela
  • esencia de vainilla
  • azúcar
  • harina de trigo
  • maizena
  • mermelada (por ejemplo de melocotón)
  • margarina vegetal
  • 1 manzana reineta
En un molde para tartas o similar, colocamos el hojaldre sobre la base apretando un poco para que ocupe toda la superficie, y después plegamos los bordes de manera cuidadosa. Finalmente, pinchamos con un tenedor sobre la base.
Por otro lado, apartamos del medio litro de leche aproximadamente medio vaso y el resto lo ponemos a calentar a fuego medio-suave junto con la canela en rama y la piel de limón. Al resto le añadimos una cucharada de harina, otra de maizena y 2 ó 3 (dependiendo del dulzor que queramos darle) de azúcar y mezclamos todo bien. Cuando la leche del fuego empiece a hervir, extraemos la piel de limón y la canela, y añadimos una cucharadita de postre de la esencia de vainilla. Removemos bien y a continuación añadimos el resto de la leche con la harina y el azúcar. Removemos continuamente para evitar que se pegue y mantenemos hasta que veamos que empieza a engordar y a tener un aspecto cremoso. Después, retiramos del fuego. Si vemos que la crema no engorda lo suficiente o lo hace demasiado, podemos añadir más harina o más leche respectivamente, pero algo que debemos tener en cuenta es que la crema engorda bastante más al enfriarse, por lo que es recomendable que durante la cocción busquemos una textura algo más ligera de la que queremos ver en el resultado final de la crema.
Pelamos la manzana, le quitamos el corazón y la lavamos. Vertemos la crema sobre el hojaldre y encima de ésta vamos colocando de forma decorativa rodajas de manzana, cubriendo toda la superficie. Finalmente, colocamos 3 ó 4 pedazos de margarina encima de las manzanas y horneamos todo durante 40 minutos a 180º.
Después del horneado, sacamos la tarta y la dejamos reposar unos minutos, y mientras tanto, mezclamos un poco de la mermelada con agua tibia, para aligerarla, y emplearemos la mezcla para untarla sobre la tarta. Después de esto, horneamos durante unos 4 ó 5 minutos más, sacamos la tarta y la dejamos enfriar.

4 comentarios:

  1. ummmm que recetas mas buenas , sobretodo ahora que tengo que comer un monton de verduras por la dieta , os sigo !

    pasate por mi blog lemondedesninets.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Lo hice y está muy buena, gracias.

    ResponderEliminar
  3. Tiene un aspecto exquisito, pero el sabor es todavía mucho mejor. Bueniiiisima. Muchas gracias por vuestro blog y sus estupendas recetas.

    ResponderEliminar
  4. Qué rico! Justo lo qué buscaba para darle utilidad a unas manzanitas súper ácidas :)

    ResponderEliminar